Un viaje por el blog en 365 días

¡Hoy es un gran día! ¡Es el cumple de mi blog! ¿Ya? ¿Es posible que haya pasado tanto tiempo? Es que, como si fuera anteayer…

Mis sueños siempre han estado en las maletas, pero vieron el mundo virtual hace 365 días cuando en mi corazón entró Milina griega. Estuvieron en la Viena imperial, Madrid real… Conté los saludos viajantes, recordé las despedidas, coleccioné los souvenires de varios meridianos y citas de célebres viajeros, compartí los sueños con otros viajeros: Ignacio, un chico español que viaja por el mundo caminando, con los chicos de Boa Mistura, quienes en sus maletas llevan colores y pintan los muros alrededor del mundo… ¡Este viaje por el blog es mi mayor aventura! No sé adónde me llevará pero por eso es tan maravilloso.

Mientas el planeta giró alrededor del sol mis sueños en maletas visitaron 84 países sin un billete comprado y adquirieron casi 800 seguidores. Durante ese tiempo me di cuenta de que escribir y viajar provocan sentimientos parecidos. Lo primero provoca picor en los pies ansiosos de caminar, lo segundo provoca picor en los dedos ansioso de teclear. Pero eso no es todo lo que tienen en común. Queridos viajeros y blogueros, así como todos los que queréis viajar con sueños en maletas, prestad atención a las siguientes líneas:

419013_312754372112509_1186934509_n

  • Primero y principal: no esperes que todo sea perfecto para emprender un viaje (es decir: empezar a escribir un blog o hacer cosas que disfrutas).
  • Los destinos más populares no son garantía de un viaje precioso y cómodo (es decir: número de visitas no siempre es proporcional a la calidad del blog, por lo menos no al principio, igual que escribir sobre los temas populares no garantiza que el blog será leído)
  • Las conversaciones al azar, las amistades y las estaciones imprevistas son la sal de cada viaje (es decir: comentarios de los lectores son la sal de los blogs, así como todos los blogs, los bloguer@s y sus ideas que vienen por tu camino).
  • No importa cuánto cuesta, cada viaje vale la pena (les decir: siempre vale la pena hacer lo que amas, aunque otros lo puedan ver como un trabajo inútil). Tan pronto como empieces a calcular el dinero o el tiempo, tendrás más razones para darte por vencido que seguir tu camino.
  • Ne seas un polizón en su propia vida, no merece la pena (es decir: ponte lo suficiente de tí mismo para embarcarte y para ese nuevo comienzo). Pero si subes al tren equivocado, cada estación es incorrecta.

Y no te olvides: ¡EL PRINCIPIO DE LA AVENTURA ESTÁ EN TI!

Advertisements

2 komentara

  1. Rebeca · · Odgovor

    Hola! Tienes razón que „No importa cuánto cuesta, cada viaje vale la pena“ aveces uno escribe y tal vez el artículo no es tan popular como esperabas, pero siempre es bueno disfrutar el viaje. Disfrutar lo que escribes, disfrutar compartir tu experiencia, dejar un poco de ti, te haces mas liviano! Saludos!

    Liked by 1 person

  2. ¡Hola, Rebeca! 🙂 Así es! Los que viajamos y escribimos sabemos que lo más importante es estar en el camino, no el destino en sí. Por eso lo de blogear es una avantura para disfrutar.
    Gracias por leer mi blog y por este lindo comentario. ¡Saludos!

    Sviđa mi se

Ostavite komentar, volela bih da čujem vaše mišljenje

Popunite detalje ispod ili pritisnite na ikonicu da biste se prijavili:

WordPress.com logo

Komentarišet koristeći svoj WordPress.com nalog. Odjavite se / Promeni )

Slika na Tviteru

Komentarišet koristeći svoj Twitter nalog. Odjavite se / Promeni )

Fejsbukova fotografija

Komentarišet koristeći svoj Facebook nalog. Odjavite se / Promeni )

Google+ photo

Komentarišet koristeći svoj Google+ nalog. Odjavite se / Promeni )

Povezivanje sa %s

%d bloggers like this: