Un español en el viaje por el planeta a pie

Con Ignacio Deán, un español que emprendió el viaje alrededor del mundo a pie, me encontré en junio de 2013 para entrevistarlo para la revista Reflejo y traducir otra para diario de Belgrado Politika. ¡Me pareció increíble tener un interlocutor que quiere caminar el planeta! Estaba lleno de entusiasmo, tranquilo y concentrado en su sueño de toda la vida. Llegó a Belgrado después de 74 días de caminata y quién sabe cuántos millones de pasos. Cuando me enteré de su idea, me pregunté: ¿cómo, porqué, para qué tanto esfuerzo físico, exponerse a los peligros, riesgos? Al hacer la entrevista, tuve la impresión Ignasio sa svojom opremomde que era un aventurero de verdad que igualmente ama el planeta, la gente, los viajes, y siguiendo su blog Vuelta al Mundo a Pie y su fun page en facebook del mismo título, se confirmó esa impresión. Os trasmito la conversación con él, publicada en 16 número de Reflejo en septiembre de 2013, y también en el portal de la revista. Actualmente Ignacio se encuentra en Australia, en la montaña Isa, entre canguros, serpientes y aborígenes. Hasta ahora ha caminado más de 15000 de kilómetros y atravesó 18 países y está avanzando más rápido de lo que me dijo que planificaba.

¡Leed qué él lleva en lugar de las maletas y cómo hace realidad su sueño más grande viajando!


    Un español en el viaje por el planeta a pie

¡Un español treintañero, Ignacio Dean Mouliá, empezó el viaje por el mundo a pie! En los próximos cinco años piensa “dar una vuelta” por 40 países con el fin de realizar su sueño y lanzar el mensaje sobre la necesidad de cuidar la naturaleza. La Asociación de hispanistas le dio la bienvenida a Belgrado y presentó algunos aspectos de nuestra cultura

¡Ignacio Dean Mouliá de Málaga decidió emprender el viaje por el mundo a pie! Este treintañero con cara de niño y de espíritu aventurero partió el 21 de marzo de la plaza central madrileña, Puerta de Sol. Piensa caminar por cuarenta países en los próximos cinco años y hasta ahora ha caminado por España, Francia, Italia, Eslovenia y Croacia.

Diariamente recorre unos cuarenta kilómetros arrastrando el carrito en el que puso todas sus necesidades: saco de dormir, equipo de campamento, una tableta, cámara y teléfono, ropa y kit de reparamiento de carrito, así como el agua y la comida. Duerme en su tienda o en casas de personas que conoce por el camino, mientras que en algunas etapas le acompañan amigos o los que comparten el mismo entusiasmo por aventuras y amor hacia la naturaleza. En Belgrado de repente obtuvo el alojamiento porque un anfitrión serbio que conoció en el pueblo Jajinci le ofreció su casa, así que allí dejó su equipo de viaje para poder dar una vuelta por nuestra capital.

La Asociación de hispanistas le dio la bienvenida en una de las calles principales belgradenses, Bulevar Kralja Aleksandra. Está por primera vez en Serbia y Belgrado y le encantan la gente y la naturaleza que ha atravesado: “En una palabra, ¡Serbia es maravillosa! Desde la frontera con Croacia he caminado dos días, pero de hecho llevo aquí cuatro porque no me dejáis continuar (risas). Sois muy hospitalarios y amables. Mientras caminaba por los pueblos, me dejó la impresión que aquí hay muchas fincas… Aquí puede que no haya trabajo, pero todo el mundo tiene su tierra, animales, y máquinas para trabajar la tierra y no va a pasar hambre. De la comida serbia probé pasulj, y pljeskavica, en todos lugares me sirvieron rakia, y especialmente me gustó plazma shake. En España se sabe muy poco sobre Serbia, y siempre en el contexto de ex Yugoslavia, así que estoy muy gratamente sorprendido y muy afortunado por estar aquí”.

Altek Digital CameraLa idea de este viaje se le ocurrió hace alrededor de un año, pero esperó el mejor momento para realizarlo. Dice que se trata de su sueño personal y de su manera de transmitir el mensaje de amor, respeto y cuidado de la naturaleza, “aportar un grano de arena para que el mundo sea un lugar mejor“. „Intento transmitir a todo el mundo que no hay límites y que en vez de criticar, podemos hacer algo para mejorar la realidad. Con este proyecto quiero contar una historia que podría motivar a la gente para moverse, luchar por sus sueños porque es un milagro estar aquí en esta vida“.

Cuando se trata de las preparaciones, Ignacio explica que toda su vida ha hecho deporte así que físicamente está bien preparado. „Hice varias rutas por las montañas donde acampaba, aprendí aguantar los mosquitos, estar en ayuno unos días y corrí el medio maratón. Pero de todas formas, la cabeza es lo más importante. Sé que Europa es lo fácil y que me esperan África, Asia, América… Tres cosas claves son la comida, el descanso y la higiene. La comida la compro en las tiendas locales, pero lo que más como son las frutas porque contienen mucha fibra e hidratan, como arroz, pastas, frutas secas, pero no como las verduras y el pescado“.

Cada día en su viaje es una aventura, pero hay días que nunca olvidará: „Un día saliendo de Génova fue especialmente difícil cuando tres veces pinché la misma rueda en el carrito, me quedé sin comida, sin batería en el móvil y encima de todo, cayó un tormentón que me mojé todo…. En Serbia hacía tanto calor que tenía que caminar por la noche y dormir por el día. Una noche se paró un coche en el camino, salió un hombre que me habló en serbio y quiso llevarme. Para mí fue muy difícil explicarle que no quería que le llevara. Pronto volvió con un chico que hacía de intérprete del inglés. Al final resultó que él era un político, presidente de ayuntamiento de Pećinci. Me llevó a su casa, me dio comer, me sirvió la rakia, llamó algunos medios de comunicación…“Ignasio na izlazu iz Srrbije, na granici sa Bugarskom

Recuerda otras situaciones dramáticas: „Hubo tormentas varias veces en el camino, truenos y rayos mientras dormía en España, Francia, Italia, en Eslovenia pude oír ruidos de los osos cerca… A la pregunta cómo se siente en esas situaciones, Nacho afirma que no pasa miedo, pero que siempre tiene que ser precavido: „Sé que una semana puedo pasar muchas penurias, pero que al siguiente voy a ducharme, comer y entonces soy como nuevo. No me pasa que pienso dejarlo, pero recuerdo lo bien que está estar en casa, ver una película bajo la mantita“.

Aunque ha disfrutado en Belgrado y ya se hizo amigos, dice que „su viaje podría durar una vida si se va quedando en todos los sitios”. „Difícil fue llegar, pero más difícil aún fue marchar…”, añade en la despedida. Continuó hacia Niš donde lo esperan amigos de España para acompañarle en su camino hacia Sofía.

 El viaje de Ignacio podéis seguir en su blog Earth Wide WalkVuelta al mundo a pie y en las redes sociales. Además de las fotos que publica cuando se presente la oportunidad, Ignacio escribe el diario de viaje, canciones e impresiones sobre las regiones que atraviesa. Algunas partes se pueden leer en su blog, pero las más íntimas guarda para el libro que piensa publicar al terminar el viaje. „Quiero poner la parte técnica del viaje, mi ruta, a la izquierda en blanco y negro y a la derecha las fotos en color, como el mundo exterior y el interior, porque esto también es mi viaje interior”.

Todos los derechos reservados © Sueños en maletas

Advertisements

Ostavite komentar, volela bih da čujem vaše mišljenje

Popunite detalje ispod ili pritisnite na ikonicu da biste se prijavili:

WordPress.com logo

Komentarišet koristeći svoj WordPress.com nalog. Odjavite se / Promeni )

Slika na Tviteru

Komentarišet koristeći svoj Twitter nalog. Odjavite se / Promeni )

Fejsbukova fotografija

Komentarišet koristeći svoj Facebook nalog. Odjavite se / Promeni )

Google+ photo

Komentarišet koristeći svoj Google+ nalog. Odjavite se / Promeni )

Povezivanje sa %s

%d bloggers like this: